Desde 1.994
Adecco Plata

Noticias

El lado femenino del Araberri

28/06/2017 - El club vitoriano ha crecido en masa social y se acerca a los 300 jugadores, con nueve equipos femeninos repartidos entre las categorías infantil, cadete y senior

LEB Oro. Hay que remontarse a 1994 para encontrar los orígenes del club Araberri, por aquel entonces denominado Agrupación Deportiva Phoenix, fundado por un grupo de amigos amantes del baloncesto que se iniciaron con un equipo masculino en la categoría de 3ª senior provincial alavesa. Como diría Machado, “se hace camino al andar”, y en todos eso pasos, a lo largo de 23 años, la historia de la entidad ha crecido, con éxitos de mérito indiscutible hasta poner en el escaparate al primer equipo en Leb Oro, la segunda categoría del baloncesto nacional. Ese “buque insignia”, ha tenido un efecto dominó en la entidad, que ha provocado la incorporación de una masa social que, con aires nuevos y renovados, ha transformado esos orígenes para convertir Araberri en un club mixto, donde niñas y niños comparten su amor por el baloncesto, además de experiencias vitales que son el fiel reflejo de la sociedad. En esa filosofía renovada se enmarca la entidad que preside Oscar Vázquez, desde el convencimiento absoluto de que solo desde un ambiente de normalidad sin distinción de sexos, se pueden trasladar mejor los valores que promocionan dentro de un decálogo de buenas maneras basado en el respeto, la disciplina y el esfuerzo. Todo desde la igualdad, piedra angular que explica que, en todos los estamentos del club, se hayan incorporado mujeres. Directivas, madres, coordinadoras de proyectos, fisioterapeutas, entrenadoras o jugadoras. El Araberri respira aires femeninos, una faceta absolutamente desconocida que sus protagonistas reivindican con fuerza e ilusión. “Estamos programando una serie de proyectos para la integración. Un proyecto del 2017 al 2020, abierto a la sociedad y participativo para todos los ciudadanos donde se van a desarrollar actividades como conferencias, charla informativas y actividades para conseguir la integración de las niñas en la sociedad” comenta Marta Carbajo, coordinadora de proyectos, una figura nueva que impulsará innumerables acciones de la mano y con la ayuda del resto de la estructura. Es el caso de Virginia Alonso, responsable de la AMPA que se encargará de “tender puentes para que los padres sean participativos y contagien a sus hijos esa mayor identificación con el club”. Ese trabajo de despachos donde el trabajo social cumplirá su función como una aportación sólida se fructificará a lo largo de la próxima temporada con diferentes charlas dentro del ciclo “Salud, deporte y mujer”, enfocado a diversos aspectos como la alimentación, prevención de lesiones o el fomento del deporte en edades adolescentes. En 2015, la estructura del club no tenía ningún equipo femenino, en 2016 se incorporaron cinco equipos y esta temporada se ha logrado casi el equilibrio, con nueve conjuntos de chicas, por los once de chicos, entre ellos el referente, el equipo de Leb Oro. Los padres han encontrado en la entidad vitoriana una solución al vacío que existía una vez concluido el primer ciclo de primaria, donde los equipos son mixtos. A partir de ahí, en edad infantil, se produce la separación por sexos. “Mi hija María empezó desde pequeña en el colegio, pero cuando llegó a sexto de primaria se quedó sin oportunidades y vino a Araberri, con las ventajas que tiene un club como este donde el ambiente es muy saludable y les aparta de otras tentaciones. Aprenden disciplina y trabajo en equipo, compañerismo y aquí eso se fomenta” comenta Mari Mar Pérez, una de las muchas madres que siguen de cerca los progresos de sus hijos e hijas. Quien sabe lo que es pasar por todos los estratos del club es Judith Villasur, directiva esta temporada, tras su paso como jugadora y fisioterapeuta. “Está claro que el buque insignia es el equipo en Leb Oro, pero estamos poniendo muchas energías y todo llegará, creciendo a pasos. ¿Por qué no tener un referente femenino y que las niñas tengan un espejo donde mirarse?”. Con esa ilusión se crearon los dos equipos senior femeninos, donde Ula y María compatibilizan las funciones de jugadoras, además de entrenadoras en otras categorías. “El senior femenino pasa desapercibido y nos gustaría seguir creciendo, subir a la categoría nacional y escalar más para que haya más visibilidad, además de ser un aliciente para nosotras” comenta Ula, que además ha dirigido un equipo infantil femenino y otro cadete masculino. “¿Diferencias? Quizás las chicas necesitamos más psicología y que se nos escuche. Hay matices, pero debería ser más normal ver en los banquillos a entrenadoras dirigiendo equipos de chicos” afirma.

Sumergidos en pleno proceso de captación de nuevos jugadores, el club siempre tiene la puerta abierta para ampliar su familia que puede llegar a la mágica cifra de 300 jugadores. 20 equipos, 9 femeninos y 11 masculinos, en categorías infantil, cadete, junior y senior. Las chicas entrenan a chicos y viceversa. El universo mixto ha aterrizado en Araberri, con la fuerza de un lado femenino que empieza a ser visible y que promete, dará mucho de qué hablar.

Araberri Basket Club
Polideportivo Mendizorroza - Plaza Amadeo García de Salazar, 1 01007 Vitoria-Gasteiz (Álava)
© 2012 Copyright - Aviso Legal - Política de Privacidad

Cicenetworks, S.L.